Fleshligh, el juguete sexual para hombre

El masturbador más famoso

Se trata del juguete sexual más famoso entre los hombres que te puedes encontrar en un sex shop, su inventor, Steve Shubin creó esta especie de linterna grande recubierta de un polímero especial en el interior que simula una vagina, un ano o una boca. Es un juguete sexual muy realista ya que aporta al usuario una sensación muy parecida a la de la penetración real.

masturbador fleshlight

Su creador es un SWAT que militó en el ejercito de los Estados Unidos y se le ocurrió este invento cuando su mujer se quedó embarazada sobre los cuarenta años y era peligroso para ella practicar el coito durante la gestación. Steve Shubin, antes de pasar nueve largos meses de abstinencia se le ocurrió este invento que sin duda a revolucionado los juguetes sexuales para hombres.

Desde el primer momento y con la ayuda de su mujer, Steve Shubin diseñó un juguete sexual refinado, práctico y que no tuviera competencia en el mercado. Hoy en día produce más de 1200 unidades de Fleshlight al día para satisfacer la gran demanda del producto, pero en su momento, tuvo que invertir más de un millón y medio de dólares antes de que se pusiera a la venta el primer Fleshligh. Después de cuatro años, su inventor y productor logró recuperar la inversión inicial y hoy en día podemos hablar de una empresa con un valor en el mercado de millones de dólares, llamada a convertirse en una de las fábricas más grandes de juguetes para adultos.

 

Juguetes eróticos para ellos.

La revolución de los juguetes eróticos comenzó con las chicas.

Las reuniones tuppersex y los nuevos productos de juguetería y cosmética erótica, abrieron este mundo a las féminas, que comenzaron a hablar sin pudor de sus juguetes preferidos con las amigas. Una vez superado este tabú, las sesiones tuppersex comenzaron a incorporar también a chicos y parejas, dejando de ser una actividad exclusiva de las chicas.

A veces arrastrados por sus novias, animados por sus amigas, o simplemente por curiosidad, los chicos se van sumando a la moda ‘tuppersex’. Y cada vez, son más los juguetes pensados para ellos, llegando incluso a eclipsar a los clásicos de la juguetería sexual para mujeres.

Muy lejos han quedado ya las antiguas muñecas hinchables o las vaginas artificiales, la masturbación masculina es ahora cosa de huevos.

Los consoladores masculinos han evolucionado muchísimo, ganando en sofisticación, discreción y calidad. Este es el caso de los productos Tenga, un revolucionario marca japonesa que ha dado un paso de gigante en la creación de juguetes para adultos.  En forma de simpáticos huevos, discretas copas o sofisticados cilindros, los productos Tenga se presentan como la alternativa más avanzada para el disfrute de ellos.

Discretos, elegantes y muy prácticos, los masturbadores masculinos de Tenga han sido creados pensando en romper con los tabúes asociados a la masturbación y defender una vida sexual sana y divertida. El producto estrella, sin lugar a dudas, es el huevo ‘Easy Beat Egg’, un juguete que les permitirá a los chicos alcanzar nuevas sensaciones y disfrutar de los diversos relieves interiores para conseguir la máxima satisfacción. Para utilizar a solas, en pareja… eliges un color, un relieve, añades un poco de lubricante y ¡a disfrutar!

 

Deja un comentario