Tag Archives: juguete sexual

¿Por qué los llaman dildos cuando quieren decir consoladores?

dildos y sexo

Este blog, además de ser el templo de la sexualidad y la sensualidad de andar por casa, va camino de convertirse en el complemento ideal para un curso acelerado de idiomas.  Y es que está demostrado que para estar puesto en las últimas novedades del sexo y el mercado del erotismo no llega con el simple interés personal. Al igual que en las entrevistas de trabajo, el tener un nivel de  inglés medio-alto es imprescindible. Hoy toca una nueva entrega de esas actualizaciones sobre vocabulario técnico que tanto os gustan. Si queréis arrasar con vuestro dominio sobre el tema y hablar con todo el conocimiento de causa acerca del éxito de los dildos, estáis de suerte. Volvamos la vista atrás y recuperemos la esencia de los juguetes sexuales de antaño. ¿Qué ha sido de nuestros consoladores?

¿Qué es un dildo?

Por si creíamos que los juguetes sexuales habían sido una de las grandes revoluciones modernas, los archivos nos demuestran que el uso de artilugios como los dildos es tan antiguo casi como la propia humanidad.  ¡Si hasta el mismísimo Shakespeare hablaba de ellos en El cuento de invierno. Llamémosles dildos o consoladores, han sido durante siglos y siglos una de las fuentes de placer más recurrentes y socorridas tanto para mujeres como para hombres. Su función esencial es -como probablemente a nadie se le escapa a estas alturas- sustituir al pene en la penetración. Sus formas, materiales y modelos son de lo más variado. Van desde los consoladores estándares a los que incorporan un apéndice a modo de testículos para una sensación más real o los que terminan describiendo una curva para estimular mejor el punto G. También los hay en forma de cono para la penetración anal o con arnés incorporado y fundas para penes pequeños o vagos. Y si tanta oferta hace que la cabeza nos dé vueltas, la lista de materiales disponibles no es menos impresionante. Los más frecuentes son: silicona, látex, PVC, plástico ABS, acero quirúrgico, aluminio, vidrio (borosilicato, en realidad), cerámica o madera. ¿Los más recomendables? Los de plástico ABS permiten el uso de lubricantes, son seguros para la piel y su limpieza es fácil. Los metálicos, por raro que suene, también tienen gran demanda.

¿Dildos o vibradores?

Cuando hablamos de juguetes sexuales, solemos hablar indistintamente de consoladores y vibradores. Sin embargo, aunque su función pueda ser prácticamente la misma, existe una diferencia básica entre ellos. ¿Cuál? Para los no iniciados, hay que puntualizar que, mientras que los consoladores son rígidos, los vibradores incorporan baterías que les permite emitir ligeros movimientos estimulantes. Eso sí, el placer está asegurado con ambos formatos. Y tú, ¿de quién eres?

Compártenos

  • Twitter
  • Facebook
  • Pinterest
  • Blogger
  • Email
  • RSS

7 Comments

Filed under Sexo para todos

Klic-Klic: porque el chat porno no lo es todo en el sexo a distancia

sexo en la distancia

El sexo ya no es lo que era. Claro que no: ¡es mejor! El mundo 3.0 y las nuevas tecnologías no solo han revolucionado nuestras comunicaciones, sino que ahora prometen poner patas arriba (y de qué manera) nuestras relaciones sexuales. Y es que, por lo que parece, el sexo a distancia ya está aquí. Y si es tan placentero como el cara a cara, seguro que vendrá para quedarse. La curiosidad nos puede, así que vamos a saber un poco más sobre los dispositivos Klic-Klic, lo último en juguetes para un disfrute virtualmente real.

Del chat porno al consolador interactivo

Hace unos años, Internet trajo a nuestras vidas una explosión de canales y chats porno a través de los cuales no solo dar rienda suelta a las fantasías y deseos más ocultos, sino también encontrar personas afines con las que practicar sexo o cómplices íntimos. La sexualidad a distancia pasaba entonces por echar mano de una videocámara y un mucho de desinhibición e imaginación. Pero los fabricantes de artilugios masturbadores no dejan de sorprendernos. Conscientes de la demanda de este tipo de productos y viendo el vacío que el porno online no consigue llenar (¿quién lo diría?), han ingeniado Klic-Klic, un juguete interactivo para adultos.

¿Cómo funciona Klic-Klic?

Klic-Klic solo necesita una conexión wi-fi y dos personas con muchas ganas de pasárselo bien juntas en la lejanía. La contradicción es resuelta por los motores sincronizados del artilugio de marras, que transforma la presión en vibraciones intensas en el cuerpo del otro para una estimulación sexual sin límites. Se puede usar al mismo tiempo que se hace una llamada o con el acompañamiento de una vídeo-conferencia. Eso en el caso de que lo use una pareja, claro. Si no, siempre cabe la posibilidad de contactar con alguna estrella del porno en directo, ya que algunas se han apuntado a este tipo de servicios. Quién sabe, a lo mejor puedes encontrarte a Nacho Vidal y jugar con su Klic-Klic aunque sea en la distancia…

Compártenos

  • Twitter
  • Facebook
  • Pinterest
  • Blogger
  • Email
  • RSS

Leave a Comment

Filed under Sexo para todos

Atrévete con el punto P y tendrás placer sin límites

punto P masculino

El punto G femenino hace mucho tiempo que dejó de ser un mito para convertirse en una realidad. Los hombres ya no sueñan con conquistarlo, sino que van directos a él como las abejas a la miel. Y ellas, tan contentas. Sin embargo, much@s olvidan que ellos también tienen un centro erógeno. ¿Cuál es? Hablemos del “punto P”.

¿Qué es el “punto P”?

En realidad, lo que podemos identificar como “punto P” no es, ni más ni menos, que la próstata. Se trata de esa glándula del tamaño de una canica que contiene numerosas terminaciones nerviosas y produce el líquido seminal que nutre y protege a los espermatozoides contenidos en él. Está situada debajo de la vejiga, en su propio cuello, y rodea la uretra. Y sí, siempre suena mucho más glamuroso si se le llama “punto P”.

¿Por qué es un punto erógeno clave?

Al igual que el “punto G” femenino, se trata de una zona sensible que, al ser estimulada, da al hombre una sensación de placer muy intensa. El conocimiento y la exploración del “punto P” pueden desencadenar experiencias orgásmicas inigualables. Gracias a ello, la excitación es mayor, los orgasmos son más fuertes y la eyaculación, mucho más potente.

Tabúes sobre el “punto P”

Si la estimulación de la próstata puede ser tan placentera para el hombre, ¿por qué nadie habla del “punto P”? La respuesta es muy sencilla: por el tabú todavía muy vivo que relaciona la estimulación anal del hombre con las prácticas homosexuales. Para acceder a la próstata hay que recurrir al tacto ano-rectal, introduciendo los dedos o algún juguete sexual adecuado. Por eso, muchos hombres sienten cierto rechazo pues creen que, si permiten este tipo de masajes, su sexualidad puede verse amenazada.

Claves para explorarlo

Para aquellos decididos a dejar a un lado los clichés, ahí van algunas recomendaciones para empezar a disfrutar de su centro erógeno. Antes de nada, hay que recordar que una buena lubricación es básica. La mejor posición es estar acostado boca arriba, relajado y respirando lentamente. Para preparar el ano, se recomienda seguir un ritmo de contracción y distensión. Luego, la chica puede empezar por dar masajes circulares a su alrededor, acostumbrando la zona al contacto. Y, poco a poco, introducir el dedo (empezando por el meñique) para estimular el esfínter. Cuando él esté preparado, se pasa al dedo corazón, curvándolo hacia el interior y presionando un poco la pared hasta sentir la próstata. Para que el placer sea todavía mayor, se recomienda combinarlo con la masturbación clásica.

Compártenos

  • Twitter
  • Facebook
  • Pinterest
  • Blogger
  • Email
  • RSS

Leave a Comment

Filed under Solo para ellos

La revolución de las bolas chinas

Bolas chinas

El mercado del erotismo enfocado a la mujer está creciendo de forma exponencial. Si hace una década los vibradores de última generación suponían toda una revolución en la búsqueda del placer íntimo femenino, hoy en día dichos artilugios han pasado a un segundo plano. 

La actualidad de los juguetes sexuales femeninos

Hoy por hoy, las bolas chinas son lo último en este sector. En un par de años han multiplicado su demanda y ya ocupan un puesto privilegiado en los catálogos especializados. ¿Quién no ha fantaseado con experimentar la particular estimulación que ofrecen estos artilugios?

Las bolas chinas y Grey

50 sombras de Grey ha dado un espaldarazo definitivo al gran auge que las bolas chinas han venido experimentando. La escena en la que -la un tanto mojigata- Anastasia Steele acude a una gala nocturna con un juego de bolas albergado en su vagina con la complicidad de su amante se ha convertido en toda una fantasía para esas parejas que buscan un revulsivo en su rutina sexual

¿En qué consisten las bolas chinas?

Se trata esencialmente de un juguete sexual, pero también puede usarse con fines terapéuticos. Compuestas por un cabezal y un cordón, son ligeras y su colocación es similar a la de un tampón. Al estar formadas por otras bolas de menor tamaño que se mueven en su interior, las grandes generan una sensación de masaje o efecto vibratorio que despierta la libido femenina. 

¿En pareja o a solas?

Las bolas chinas, al igual que otros tipos de consoladores, son aptos tanto para el uso individual como compartido. Pueden usarse en los preludios para aumentar la excitación de la mujer, creando una especie de juego cómplice entre la pareja. Su uso ayudará no solo a potenciar el deseo, sino también a mejorar la capacidad de  en la mujer. 

Bolas chinas con fines terapéuticos

Otra de sus aplicaciones es la mejora del tono de la musculatura vaginal, ejercitando la zona pélvica. Al incrementar la sensibilidad y la tonificación de la zona, contribuye a prevenir y mejorar patologías asociadas a la incontinencia urinaria leve. 

Compártenos

  • Twitter
  • Facebook
  • Pinterest
  • Blogger
  • Email
  • RSS

Leave a Comment

Filed under Solo para ellas